Una noche inolvidable de placer consentido

Una noche inolvidable de placer consentido

Al despertar, ella no estaba a su lado, tan solo un sobre que parecía contener una nota en su

interior

Era la primera vez que habían estado juntas. Temblorosa lo abrió y poco a poco su rostro fue

dibujando una sonrisa a medida que iba devorando las líneas.

-Esta noche ha sido maravillosa, me has hecho sentir lo que nunca antes había experimentado,

tus besos, tu forma de poseerme acariciando suavemente mi piel, mis pechos, mi nuca. Tus

dedos peinando mi pubis y penetrándome, tu forma de abrir mis piernas apartando mis labios

y sumergiéndote en mi interior, mordisqueando mi clítoris… ha sido sublime!

Espero volver a verte pronto, llámame.

Para ella también había sido una noche fantástica, cogió el teléfono y marcó el número.

Posted on 04/02/2015 Relatos calientes 642